Mateo 28:19

Según Mateo 28:19 los creyentes deben ser bautizados en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Pero en Hechos dice que los nuevos creyentes fueron bautizados en el nombre de Jesús. ¿Hay una contradicción aquí?

 Hay varias formas de responder a su pregunta. Lo más fácil sería concluir que se usaron diferentes fórmulas bautismales en la iglesia apostólica y por lo tanto no hay razón para tratar de armonizar las dos. Eso es posible, pero muy poco probable si Jesús, como Mateo indica, dio orientación explícita sobre el tema. Además, parece que la frase usada en Hechos no es una fórmula bautismal. Si se trata de una fórmula, sería una versión abreviada que no niega la existencia y el uso de la fórmula completa. Aquí hay algunos comentarios más.

 

1. La Fórmula Trinitaria: En Mateo 28:19 Jesús dio a sus discípulos instrucciones muy específicas acerca de la necesidad y el camino para hacer discípulos. El uso de la fórmula trinitaria es parte de esa instrucción. La persona que está siendo bautizada está completamente unida a la Divinidad por medio de Cristo (Juan 17:21).

 

¿Por qué se utiliza la fórmula trinitaria? ¿Por qué no es suficiente decir: "En el nombre de Jesús"? La respuesta más probable se encuentra en la experiencia bautismal de Jesús mismo. Durante su bautismo estuvieron presentes las tres personas de la Deidad. La voz del Padre fue oída, la presencia del Espíritu apareció a través del símbolo de una paloma, y el Hijo, Dios en carne humana, salió del agua. El bautismo de Jesús se convirtió en un modelo para los creyentes cristianos. Representó la experiencia de que los que se convertirán en sus discípulos experimentarán. En Su bautismo reveló que sólo a través de Él podemos disfrutar de la comunión con la Divinidad, la plena unión con el trío celestial. Porque Jesús, al ser bautizado en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo, fue un reconocimiento público del poder salvador de Su vida y ministerio mediante el cual estamos unidos a la familia celestial. No debemos sorprendernos al descubrir que la fórmula trinitaria se convirtió en la fórmula bautismal en la iglesia cristiana. Esto es bíblicamente sonido; Se hizo -y sigue haciéndolo- en obediencia a nuestro Señor resucitado.

 

2. La fórmula cristológica: En el libro de Hechos encontramos las expresiones "bautizados ... en el nombre de Jesucristo para perdón de vuestros pecados" (2, 38); "Ordenó que fueran bautizados en el nombre de Jesucristo" (10:48); "Fueron bautizados en el nombre del Señor Jesús" (19: 5).

 

Se pueden decir varias cosas acerca de estos pasajes. Primero, todos ellos se relacionan con la obra de evangelismo; La gente fue invitada a ser bautizada en el nombre de Jesús. Esto es teológicamente importante porque indica que se les pidió que depositaran su confianza en Jesús como Salvador. En Hechos el nombre de Jesús es el único nombre por el cual podemos ser salvos (cap. 4:12). Puesto que el énfasis está en Jesús como Salvador no había necesidad de referirse a la fórmula trinitaria completa.

 

En segundo lugar, y estrechamente relacionado con el punto anterior, el propósito de la frase "ser bautizado en el nombre de Jesús" no es indicar que la gente estaba siendo bautizada usando la fórmula: "Yo te bautizo en el nombre de Jesús". , Durante el bautismo el nuevo converso realmente confesó el nombre de Jesús en un compromiso personal con Él. Leemos "Bautízate y lava tus pecados, invocando su nombre" (Hechos 22:16) La frase "invocar su nombre" Volviendo al Antiguo Testamento, donde invocar el nombre del Señor significaba confiar en Él, adorarle y confesar que uno le pertenecía (Génesis 4:26) Cuando las personas fueron invitadas a ser bautizadas en el nombre de Jesús , No sólo se les pidió que lo reconocieran como Salvador, sino también como digno de adoración, confianza y como su Señor.

 

Tercero, los pasajes de los Hechos en que se menciona el bautismo en nombre de Jesús no pretendían describir la fórmula utilizada en el acto de bautismo. Los pasajes no describían cómo se realizaba el bautismo, sino lo que se esperaba del nuevo converso. La declaración "ser bautizado en el nombre de Jesús" no era, propiamente hablando, una fórmula bautismal.

 

 

* Los textos de la Biblia en esta columna se citan de la Nueva Versión Internacional.

Fecha: 
11/06
Translation: