El confiable registro del Evangelio

¿Es la frase «en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo» una adición posterior en Mateo 28:19?

Los antitrinitarios usan este argumento para neutralizar un detalle de evidencia bíblica que va en contra de su postura. La respuesta breve a su pregunta es que esta frase es parte del texto original de Mateo, en idioma griego. El argumento no es confiable desde el punto de vista histórico, lo que hace difícil entender por qué lo siguen usando.

1. Evidencia Del Griego: Existen muchos manuscritos en griego del Evangelio de Mateo. La evidencia textual es incuestionable: todos esos manuscritos incluyen la frase que usted citó. En otras palabras, es parte del texto original del Evangelio. Además, todas las traducciones antiguas del Nuevo Testamento preservan la versión del griego. Para cuestionar esa evidencia, algunos han sostenido que las citaciones en griego de Mateo 28:19 que se encuentran en los escritos de los Padres de la Iglesia, específicamente en los escritos de Eusebio de Cesarea (263-339 d.C.) no incluyen la frase trinitaria.

La verdad es que Eusebio cita a Mateo de diversas maneras. Se ha mostrado que en nueve casos escribe: «Id y haced discípulos a todas las naciones»; dieciséis veces: «Id y haced discípulos a todas las naciones en mi nombre»; y cinco veces cita el texto bíblico tal cual lo tenemos ahora en Mateo. La conclusión obvia es que Eusebio conocía el más extenso texto original en griego de Mateo y en ocasiones omitió partes del pasaje que eran irrelevantes para lo que estaba diciendo en ese momento. Era una práctica común al citar las Escrituras.

2. Evidencia Del Hebreo: Para sostener que la fórmula trinitaria no es original, se hace referencia a la traducción hebrea de Mateo que no incluye la fórmula. Dice así: «Jesús se acercó a ellos y les dijo: Toda potestad me ha sido dada en el cielo y la tierra. Id y (enseñadles) a cumplir todas las cosas que os he mandado para siempre».

Debemos decir varias cosas sobre esta versión. En primer lugar, esta traducción es una obra de apologética judía, no una obra cristiana entremezclada con comentarios anticatólicos. En segundo lugar, se llama Eben Bohan («La piedra de toque»), escrita por Shem-Tob ben-Isaac ben-Shaprut en 1380. Su lectura de Mateo 28:19 no tiene el apoyo de ningún manuscrito en griego. En tercer lugar, la traducción omite muchas otras secciones de Mateo. Por último, también omite la comisión evangélica. En otras palabras, no es una fuente confiable del texto original de Mateo.

3. Interpretación Crítica: Los estudios críticos sostienen que la fórmula bautismal hallada en el pasaje no es original dado que no vino de Jesús mismo. El enfoque de la alta crítica de los Evangelios busca hallar en el texto las palabras originales de Jesús para diferenciarlas de las que Mateo puso en boca de él. Dado que, según ellos, en Mateo Jesús jamás se refiere a la cuestión del bautismo y de evangelizar al mundo, y que no se menciona mucho en el Evangelio al Padre y al Espíritu Santo, Jesús no puede haber dicho lo que Mateo afirma que dijo. Infieren que la fórmula bautismal no fue lo que Jesús enseñó a sus discípulos que hicieran, sino lo que la comunidad de Mateo practicaba. Mateo simplemente legitimó la práctica de la iglesia al colocarla en las palabras de Jesús.

Esta interpretación, sobre la base del método histórico-crítico de la interpretación bíblica, no es consecuente con lo que el texto bíblico declara explícitamente y se basa fundamentalmente en especulaciones imposibles de probar. La forma canónica de Mateo 28:19 es totalmente confiable y pertenece al texto original de Mateo.

Fecha: 
1/19
Translation: