¿Cuánto falta?

¿Se ha retrasado la segunda venida de Cristo?

La pregunta del supuesto retraso de la venida de Cristo es compleja, y una discusión abarcadora demandaría mucho tiempo. Ofrezco aquí simples elementos que deberían ser tenidos en cuenta al buscar una respuesta a su preocupación. 


1. ¿UN RETRASO? 

Muchos suelen asumir que por alguna razón, Jesús ha retrasado su regreso en gloria. La tendencia general ha sido echar la culpa a la condición espiritual de la iglesia: aún estamos aquí debido a que fracasamos espiritualmente. Se da entonces la impresión de que si esa situación cambia, el Señor vendrá. Pero, ¿y si Cristo no ha retrasado su venida? ¿Tenemos alguna evidencia en la Biblia que muestre que Dios ha estado posponiendo la segunda venida? No parece ser el caso. Esto podemos afirmar con certeza: entre su primera y segunda venidas, está llevando a cabo su obra como Sumo Sacerdote en el cielo, y la iglesia está cumpliendo su misión. 


2. LA MISIÓN DE LA IGLESIA 

Cristo dijo claramente a sus discípulos que el tiempo entre sus dos apariciones debía aplicarse a la misión de la iglesia (Hech. 1:8; Mat. 24:45, 46). Fue precisamente en el contexto de averiguar cuándo establecería Cristo su reino, que él se refirió a la misión de la iglesia, prohibiendo así especulaciones sobre el tema (Hech. 1:6, 7). Sabía que los debates sobre el momento de su venida distraerían a las personas de la misión y las dividirían, creando conflictos. Según Jesús, los que dicen «Mi señor tarda en venir», son los que crean controversias y dañan a otros (Mat. 24:48, 49). Por ello, Cristo enfatizó la misión, no la especulación ni la determinación de fechas sobre su regreso.


3. EL SACERDOCIO DE CRISTO 

Después de su ascensión, Jesús se sentó a la diestra del Padre y comenzó su obra sacerdotal (Heb. 4:14; 8:1; Hech. 2:32, 33). Está allí intercediendo por nosotros, poniendo a disposición de los pecadores los beneficios expiatorios de su muerte sustitutiva (Heb. 7:25; 9:24; Rom. 8:34). Al comienzo de su obra sacerdotal, el primer pedido de Cristo al Padre fue que enviara a su pueblo el Espíritu Santo que les había prometido. Eso les permitiría cumplir su misión. El Padre honró el pedido del Hijo (Hech. 1:8; 2:33). Cristo estará allí hasta que llegue el tiempo de la restauración de todas las cosas (Hech. 3:21; 2:34, 35); la consumación de su obra de salvación (cf. Efe. 1:10). Por ahora, se encuentra inaccesible al ojo humano natural, pero una vez que culmine su obra en el Templo celestial «aparecerá [horao, pasivo, “será visto”] por segunda vez […] para traer salvación a quienes lo esperan» (Heb. 9:28, NVI). La iglesia lo aguarda cuando cumple con la misión encomendada. 


4. CUÁN SECRETO ES EL MOMENTO DE SU VENIDA 

La segunda venida de Cristo es parte del plan de salvación de Dios, formulado en la eternidad, e incluyó el momento en que se produjo la primera venida de Cristo. Dios determinó que hacia el fin de las setenta semanas vendría el Mesías, estuviera el pueblo listo o no (Dan. 9:24-27). Dios siempre ha estado a cargo de los tiempos y las estaciones (Dan. 2:21; Hech. 1:7). En algún momento, Cristo declarará que el destino de todos los humanos ha sido determinado y que regresará, poniendo fin a la misión y a la espera de su iglesia (Apoc. 22:11), como así también al conflicto cósmico.

Fecha: 
08/20
Translation: